Etiquetado: adquisición

Los activos esenciales

activos

Con la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, que modifica el artículo 160 de la Ley de Sociedades de Capital (Real Decreto Legislativo 1/2010), se establece que será la junta general de accionistas la encargada de decidir y aprobar, cualquier adquisición, enajenación o aportación a otra sociedad de activos esenciales.

Y aunque esta norma no define el concepto de activo esencial, el citado artículo presume el carácter esencial del activo cuando el importe de la operación supere el 25% del valor de los activos que figuren en el último balance aprobado.

Pero, ¿Hay que aplicar esta norma a todas las operaciones de enajenación, adquisición o aportación? ¿Incluye tanto operaciones ordinarias como extraordinarias? ¿Es aplicable a cualquier tipo de negocio?

En principio, los expertos entienden que esta norma debe aplicarse únicamente a las operaciones extraordinarias que no están incluidas en el tráfico ordinario de la compañía, pero como no se define tampoco la naturaleza del negocio por el que se formaliza la adquisición, enajenación o aportación a otra sociedad de los activos esenciales, se entiende que lo que prima es el efecto patrimonial que provoca.

Dos casos muy representativos de las situaciones que pueden darse son:

  • Un activo pueda considerarse como no esencial, aunque la operación supere el 25% de los activos de la sociedad. Los administradores deberán justificar su no esencialidad.
  • Un activo puede no superar el 25% de los activos de la sociedad, pero puede considerarse esencial al alterar el desarrollo del objeto social de la compañía. Los  administradores deberán someter la operación a la junta general.

Por tanto, para determinar si existe la consideración de activo esencial habrá que comparar como es el desarrollo de la sociedad antes de la operación y como lo será después de que se efectúe la adquisición, enajenación o aportación a otra sociedad.

En cualquier caso, independientemente de la catalogación que hagan Notarios y Registradores de la operación, siempre existe la posibilidad de que los accionistas puedan reclamar la  responsabilidad de los administradores por los efectos sufridos por la Sociedad como consecuencias del incumplimiento de esta norma.

Bibliografía:

Ley 31/2014, de 3 de diciembre y 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo.

Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de sociedades de capital

Los activos esenciales y la aplicación del artículo 160 f) de la Ley de Sociedades de Capital al sector inmobiliario. Ramón y Cajal abogados.

Activos esenciales y competencia de la junta general: la solución francesa. J. Sánchez Calero.

Anuncios

¿Qué es un Search Found?

lupa-wp-02Esta fórmula de inversión, nada frecuente en nuestro país, pero bastante desarrollada en EEUU, consiste en la aportación de fondos a emprendedores o profesionales (Searcher) que han decidido emprender y dirigir su propia empresa para que sufraguen los gastos en los estos incurren en la búsqueda de Compañías o negocios en los que invertir o comprar.

Estos inversores o fondos, están dispuestos a sufragar esta aventura financiando primero la búsqueda, para posteriormente, en una segunda fase, invertir en la Compañía elegida o comprarla. Por tanto, el objetivo es encontrar una empresa que cumpla con los criterios previamente establecidos y comprarla.

Y todo ello, apostando por el talento del promotor o profesional que realiza la búsqueda de una empresa atractiva y convence al propietario para que venda su negocio. Además, será el que ejercerá, en el futuro, el papel de primer gestor o Consejero delegado, dirigiendo la Compañía  y haciéndola que siga su curso y crezca.

La horquilla de inversión inicial va desde los 100.000 a los 300.000 euros distribuidos entre uno o varios inversores. Este capital es, inicialmente,  destinado a sufragar los gastos de búsqueda en los que incurre el profesional, y principalmente, a pagar el sueldo de estos  ejecutivos.  A cambio, los inversores obtienen el derecho sin compromiso de entrar en el capital de la Compañía elegida y si al final optan por la inversión, suelen protegerse con cláusulas o acciones de preferencia y exigir un retorno mínimo sobre el capital invertido.

Y ¿Cuál es el perfil de este tipo de empresas? Pues suele ser variado, pero en general son empresas de tamaño medio, sostenibles, con un negocio consolidado, rentable y seguro, con inercias positivas, con clientes diversificados, y en muchos casos, con posibles problemas de sucesión de sus fundadores.

El Search Found no tiene nada que ver con un fondo de capital riesgo que busca rentabilizar a corto medio plazo de inversión para luego vender e invertir en otro proyecto. Por tanto, no busca exprimir a la Compañía sino que su búsqueda está dirigida a pymes con modelos de negocio asentados en el mercado y que generen beneficios, y a las que se quiere dar continuidad, gestión y creación de valor.

Fases del proceso

  • Creación del fondo.
  • Búsqueda y adquisición de la Compañía a adquirir.
  • Decisión de entrada en el capital por parte del fondo.
  • Gestión de la Compañía adquirida y creación de valor.
  • Desinversión del fondo, bien a nuevos inversores bien al promotor o Seacher.